Estas Son las Siete Preguntas de la Entrevista Para las que Debe Prepararse

No importa cuál sea su nivel de experiencia, las entrevistas de trabajo siempre son algo estresantes. Concurre a un edificio que probablemente nunca haya visto para conocer a un extraño y responder una serie de preguntas personales que determinarán si obtendrá o no su próximo empleo. Existen algunas viejas preguntas formales para las que puede tratar de prepararse, pero la expectativa de no saber realmente lo que le preguntarán hasta que esté en la silla puede ser la diferencia entre una entrevista confiada que los sorprenda y una historia de terror que usted le cuenta a su mamá en el automóvil camino a casa.

Puede que usted no sepa en qué piensan sus próximos potenciales empleadores, pero nosotros tenemos una idea bastante clara: una de las características de nuestro servicio de publicación de empleos permite a las empresas realizar preguntas de entrevistas como parte del proceso de solicitud de empleo para evaluar a los candidatos, lo cual significa que podemos ver exactamente lo que los empleadores desean saber. Examinamos más de dos millones de preguntas para encontrar las más frecuentes en todas las industrias y las clasificamos según la probabilidad de que las escuche. También proporcionamos una opinión de por qué se realizaron y consejos sobre cómo responderlas mejor. Use esto como su guía para ayudar a prepararse para la próxima entrevista.

  1. ¿Cuál es su rango esperado de salario?

Traducción: ¿Cuánto cree que vale? Y, ¿está fuera de mi rango de salarios?

¿Cómo respondería? Esta pregunta es difícil, pero fue la más popular de todas en nuestra base de datos, lo que significa que un empleador probablemente la realizará. Los riesgos de una respuesta incorrecta son claros aquí: elija un número demasiado elevado y podría quedar inmediatamente fuera de juego. Demasiado bajo, podrían contratarlo pero luego quedaría atrapado con un salario insignificante. La solución a este dilema es investigar de antemano para averiguar el rango salarial del mercado para los candidatos en su área con experiencia similar a la suya, y utilizar eso como una guía para seleccionar un número con el que pueda sobrevivir. Debe tener este número listo tan pronto como comience la búsqueda, pero no desestime el empleo de inmediato si anuncian u ofrecen un salario menor: tenga en cuenta el paquete completo de beneficios y cualquier otro valor agregado para descubrir lo que realmente ganará. Si es posible, ofrezca un rango numérico para dejar la conversación abierta para la negociación.

  1. ¿Qué le interesó de esta oportunidad?

Traducción: ¿Sus objetivos y habilidades se alinean con las necesidades de nuestra compañía?

¿Cómo respondería? Aunque la pregunta se enmarca como una investigación de sus deseos, esta pregunta es una oportunidad para demostrar que comprende las necesidades que deben cumplirse en este puesto y cómo sus habilidades y objetivos le permitirán enfrentar el desafío. Realice su investigación y encuentre algo específico que le guste de la compañía: ¿está entusiasmado con su rápido crecimiento? ¿Con la publicidad creativa? ¿Con los excelentes productos? ¿El enfoque en el equilibrio entre el trabajo y la vida personal? Luego, ilustre de qué forma sus objetivos se alinean con la marca, la cultura y las oportunidades. Consulte sus redes sociales y noticias recientes sobre la compañía para contar con más temas de conversación. Conozca sus fortalezas y encuádrelas con su comprensión de la compañía y el puesto que solicita.

  1. ¿Por qué dejó de trabajar en su empleo anterior?

Traducción: ¿Fue la razón por la que se fue respetable o lo retrata como un empleado poco confiable?

¿Cómo respondería? La historia de por qué está buscando un nuevo empleo generalmente no es feliz, de lo contrario, ¿por qué se iría? A menos que el motivo por el que dejó vacante su último cargo sea que se mudó de estado, deberá asegurarse de encontrar una respuesta que aborde delicadamente la pregunta. Una buena regla general es enfocarse en el futuro. En lugar de culpar a su antiguo jefe y eventos pasados injustos para decidir su partida, analice las nuevas oportunidades que espera aprovechar para un nuevo comienzo. Use esta pregunta como una oportunidad para resaltar su impulso y ambición con algunos de estos iniciadores: “Estoy buscando una oportunidad de crecimiento”, “Aprendí todo lo que pude en mi último puesto”, “Necesito un nuevo desafío”.

Esta pregunta puede volverse un poco más complicada si lo desvincularon de su último empleo. Una buena forma de abordarlo en ese caso es al responder con algo como “Mi empleador y yo llegamos a una decisión mutua de que mi visión no estaba alineada con la compañía y la marca en general. Estoy buscando un puesto y una compañía donde realmente pueda trabajar bien, y después de esa experiencia, tengo una muy buena idea de lo que tengo para ofrecer. Considero que un puesto aquí sería adecuado tanto para mí como para la compañía”.

  1. ¿Cuál es su principal debilidad?

Traducción: ¿Es consciente de usted mismo? ¿Trabaja para mejorar?

¿Cómo respondería? Esta también es engañosa. Ninguna persona desea analizar abiertamente sus déficits, especialmente con la persona que esperamos nos contrate. Aunque se sienta incómodo, evite respuestas vagas como “Mi debilidad es que soy tan eficiente, que mis exigencias hacia mis pares son muy altas…” Se darán cuenta de inmediato. En cambio, use este mensaje como una oportunidad para demostrar que está al tanto de sus comportamientos y que trabaja constantemente en mejorar. Nadie espera la perfección. Todos tenemos debilidades. Si enmarca las suyas como una experiencia de la que está aprendiendo, se destacará como un candidato reflexivo.

  1. ¿Cuál es el mejor proyecto en el que ha trabajado?

Traducción: ¿Cuáles son sus mejores habilidades y cómo las fomenta?

¿Cómo respondería? Esta es una de sus pocas oportunidades para realmente echarse flores, pero eso no significa que solo pueda destacar una única habilidad. Deberá exprimir todo lo que pueda esta respuesta. Prepare una historia que realmente destaque sus habilidades y destrezas (su mejor opción es usar aquellas que también sean relevantes para el puesto que solicita), cómo contribuyeron al proyecto, qué aprendió y cómo ahora es un mejor empleado por eso.

  1. Describa un proyecto en el que trabajó que haya sido un fracaso.

Traducción: ¿Reconoce los errores y puede aprender de ellos?

¿Cómo respondería? No permita que la palabra “fracaso” lo inquiete. Fallar a menudo significa que usted se arriesgó, y la capacidad de aprender de esas experiencias es un rasgo codiciado por los gerentes contratantes. Si puede describir una experiencia que no salió según lo planeado y explicar los aspectos positivos que tomó de ella, parecerá lógico, introspectivo y seguro de su capacidad para mejorar la próxima vez. Al igual que con la pregunta sobre sus debilidades, evite un fanfarroneo humilde o una no respuesta. Intentar zafarse al decir algo así como “Nunca me equivoqué significativamente” hace que parezca que está ocultando algo o que le falta perspectiva personal. Tenga cuidado de no echarle la culpa a otra persona ni ponerse a la defensiva: asumir la responsabilidad y aprender de los errores muestra madurez, consideración y una vasta experiencia. De nuevo, nadie es perfecto. El gerente contratante no intenta de interrogarlo. Mantenga la calma y enmárquela como una valiosa experiencia de aprendizaje.

  1. Describa su personalidad en general.

Traducción: ¿Combina con la cultura? ¿Puede pensar ante una situación incómoda?

¿Cómo respondería? Esta podría ser la pregunta más aterradora de todas. ¿Personalidad en general? ¿Dónde comienza? Es fácil brindar una respuesta repetitiva como “soy muy trabajador y una persona muy sociable” cuando está nervioso, pero con una respuesta como esa lo habrán olvidado antes de que haya salido de la sala. No se asuste; si puede mantener la tranquilidad, esta es una excelente oportunidad para causar una excelente impresión. Piense en qué aspecto de su personalidad también lo convierte en un excelente candidato para el empleo: ¿es usted ambicioso? ¿Servicial? ¿Agradable? Ahora, en lugar de enumerar esos rasgos, conviértalos en una respuesta con detalles memorables como: “Trabajaré diez horas diarias para asegurarme de que la tarea sea perfecta” o “En mi último puesto, los clientes preguntaban por mí por mi nombre”.

Puede sonar trillado, pero lo más importante a tener en cuenta a lo largo de su entrevista es ser usted mismo. Claro, es posible que desee mantener algunas cosas en secreto en esta instancia tan temprana, pero estas son personas con las que potencialmente podría pasar mucho tiempo. Sus respuestas deben representar su ser en general: sus habilidades, así como su carácter y disposición. Puede ser fácil actuar como otra persona por su deseo de impresionar, pero recuerde que una entrevista es una oportunidad tanto para que un empleador lo investigue como para que usted decida si desea trabajar para él. ¿Qué desea que ellos sepan sobre usted?

 

Written by

More Articles by rfendler